Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

¿Qué son las IADLS y las ADLS?

Mar 18, 2024 | Recursos para la tercera edad, Salud y bienestar, Vivienda asistida

A medida que atravesamos los distintos capítulos de la vida, mantener la independencia y una alta calidad de vida es cada vez más importante. En esta exploración, arrojaremos luz sobre las diferencias fundamentales entre actividades de la vida diaria (ADL) y actividades instrumentales de la vida diaria (AIVD) y ofrecen una visión de cómo vida asistidaespecialmente en lugares como East Ridge en Cutler Bay, desempeña un papel fundamental a la hora de ayudar a las personas a llevar una vida activa y enriquecedora. Comprender la importancia de estas tareas es crucial para mantener la independencia y un estilo de vida satisfactorio, especialmente en el contexto de la vida asistida.

Actividades de la vida diaria (AVD)

A medida que envejecemos con gracia, ciertas tareas cotidianas se vuelven cruciales para mantener la independencia y el bienestar general. Las actividades de la vida diaria (AVD) son la piedra angular del cuidado personal y abarcan acciones fundamentales que contribuyen a una vida plena y autosuficiente. Cada una de las cinco AVD básicas siguientes desempeña un papel vital en las rutinas diarias:

Higiene personal

  • Bañarse o ducharse: Esta AVD se refiere a la capacidad de bañarse regularmente, asegurando la limpieza personal Más allá de la limpieza física, el baño contribuye a una imagen positiva de uno mismo.
  • Aseo: Desde cepillarse los dientes hasta peinarse, las actividades de aseo no sólo tienen que ver con la apariencia, sino también con el mantenimiento de la salud bucodental y cutánea.

Aderezo

  • Selección de la ropa adecuada: Elegir un atuendo adecuado para el tiempo, la ocasión y la comodidad personal. Esta AVD permite a las personas mayores expresar su individualidad y adaptarse a diversas situaciones sociales.
  • Ponerse y quitarse la ropa: La independencia a la hora de vestirse es un factor de empoderamiento. La capacidad de manejar diferentes prendas de vestir fomenta la autosuficiencia y contribuye a una autoestima positiva.

Comer

  • Alimentarse por sí mismo: Las habilidades para consumir alimentos y bebidas de forma independiente y al mismo tiempo controlar las porciones para la salud en general es una AVD esencial.
  • Deglución: La capacidad de tragar alimentos de forma segura es fundamental para prevenir el atragantamiento y garantizar una nutrición adecuada.

Movilidad

  • Traslados: Moverse de una posición a otra, como acostarse y levantarse de la cama o de una silla, es vital para mantener la independencia funcional y prevenir la rigidez muscular.
  • Caminar o utilizar dispositivos de movilidad: Ya sea caminando de forma independiente o con la ayuda de dispositivos de movilidad, esta AVD es vital para la autonomía personal.

Aseo

  • Ir al baño: Esta AVD implica la gestión independiente de las necesidades básicas del baño, lo que contribuye a la dignidad y la comodidad personales.
  • Mantener la continencia: Controlar las funciones de la vejiga y el intestino es esencial para mantener la independencia y prevenir posibles problemas de salud relacionados con la incontinencia.
  • Comprender los matices de cada AVD es crucial para evaluar el bienestar general de una persona e identificar las áreas en las que puede necesitar apoyo o ayuda.

Actividades Instrumentales de la Vida Diaria (AIVD)

Las actividades instrumentales de la vida diaria (AIVD) representan un mayor nivel de independencia funcional y capacidad cognitiva, centrándose en tareas más complejas que son cruciales para que las personas prosperen dentro de sus comunidades. Exploremos a continuación estas AIVD clave y su importancia para mantener un estilo de vida autosuficiente y satisfactorio:

Habilidades básicas de comunicación

  • Uso de dispositivos de comunicación: La competencia en el uso de un teléfono normal, móvil, correo electrónico o Internet fomenta las conexiones sociales, permitiendo a las personas mantenerse en contacto con amigos, familiares y la comunidad en general.

Transporte:

  • Conducir, organizar viajes o transporte público: La capacidad de gestionar las opciones de transporte es vital para mantener la movilidad y la independencia. Ya sea conduciendo uno mismo, organizando viajes o utilizando el transporte público, esta AIVD facilita el acceso a servicios esenciales y compromisos sociales.

Preparación de comidas

  • Planificación de comidas: La capacidad de planificar comidas nutritivas es esencial para mantener la salud y el bienestar.
  • Cocinar, limpiar y almacenar: La destreza en el uso seguro de equipos y utensilios de cocina garantiza que las personas puedan preparar, disfrutar y almacenar las comidas de forma independiente.

Compras

  • Tomar decisiones de compra adecuadas: Ya sea comida o ropa, tomar decisiones de compra informadas y adecuadas es un aspecto clave de esta AIVD.

Tareas domésticas:

  • Lavar la ropa, fregar los platos, quitar el polvo y pasar la aspiradora: La capacidad de gestionar las tareas domésticas contribuye a un entorno de vida limpio, seguro y cómodo.

Gestión de la medicación

  • Tomar las cantidades correctas en el momento adecuado: Cumplir los horarios de medicación es fundamental para controlar la salud.
  • Gestión de reposiciones y prevención de conflictos: Coordinar la reposición de recetas y evitar conflictos entre medicamentos contribuye a la gestión global de la salud.

Gestionar las finanzas

  • Operar dentro de un presupuesto: Los conocimientos financieros y la capacidad de ajustarse a un presupuesto garantizan una base financiera estable.
  • Escribir cheques, pagar facturas y evitar estafas: La destreza en tareas financieras, como extender cheques, pagar facturas y evitar estafas, fomenta la seguridad e independencia financieras.

¿Cuál es la diferencia?

Las actividades de la vida diaria (AVD) y las actividades instrumentales de la vida diaria (AIVD) representan dos categorías distintas de tareas esenciales para el funcionamiento diario, cada una de las cuales sirve a un propósito único a la hora de evaluar y apoyar la independencia de una persona. Las AVD abarcan actividades fundamentales de autocuidado, centradas en el bienestar personal, como bañarse, vestirse, comer, desplazarse e ir al baño. Son fundamentales para las personas que pueden tener problemas físicos, como las que padecen ciertas discapacidades o simplemente las personas mayores que necesitan ayuda en su rutina diaria, ya que influyen directamente en su capacidad para mantener la higiene personal, vestirse adecuadamente y desplazarse con seguridad.

Por otro lado, las AIVD implican tareas más complejas y cognitivas que favorecen la vida independiente dentro de una comunidad. Esta categoría incluye habilidades de comunicación, gestión del transporte, preparación de comidas, compras, tareas domésticas, gestión de la medicación y finanzas personales. Las AIVD son especialmente beneficiosas para las personas con dificultades cognitivas o para quienes desean mantener un estilo de vida activo y comprometido en su comunidad. Puede tratarse de personas mayores que aún son relativamente capaces físicamente, pero que pueden necesitar ayuda para gestionar aspectos más complejos de la vida cotidiana, así como de personas que se recuperan de determinadas afecciones médicas o con trastornos cognitivos.

Básicamente, las AVD son fundamentales para las personas con limitaciones físicas, ya que les permiten satisfacer sus necesidades básicas de cuidado personal, mientras que las AIVD son esenciales para las personas con dificultades cognitivas, ya que les permiten desenvolverse con independencia en los aspectos más generales de la vida diaria. Una evaluación exhaustiva del dominio de las AVD y las AIVD permite ofrecer un apoyo personalizado que capacita a las personas para llevar una vida plena en función de sus necesidades y capacidades únicas.

Ayuda con las actividades de la vida diaria en la vida asistida en East Ridge en Cutler Bay

Con el fin de mantener la independencia y garantizar una alta calidad de vida, las comunidades de vida asistida desempeñan un papel fundamental en la prestación de apoyo personalizado tanto para las actividades de la vida diaria (AVD) como para las actividades instrumentales de la vida diaria (AIVD). East Ridge en Cutler Bay destaca como un faro de excelencia en este sentido. Como Comunidad Life Plan que ofrece una atención continua completa, East Ridge se dedica a ofrecer no sólo una vida asistida de primera categoría, sino también un entorno que fomenta estilos de vida activos y satisfactorios. Los residentes se benefician de asistencia personalizada con las AVD, lo que garantiza que sus necesidades fundamentales se satisfagan con compasión y experiencia. Además, el compromiso de East Ridge va más allá de los cuidados básicos, pues abarca el bienestar holístico de los residentes facilitando su participación en una comunidad vibrante. La atención prestada a los aspectos físicos y cognitivos de la vida diaria hace de East Ridge en Cutler Bay una opción extraordinaria para quienes buscan un entorno dinámico y de apoyo para envejecer con dignidad.

Si desea más información sobre nuestro dinámico estilo de vida asistida, póngase en contacto con nosotros hoy mismo.

X
X